07/05/2019.

Adquiriendo habilidades para la inclusión sociolaboral

El Programa de Habilidades Prelaborales para la Inclusión Sociolaboral Plena de Personas con Discapacidad a causa de Enfermedad Mental, financiado por la Consellería de Política Social y el Fondo Social Europeo, trata de dar respuesta a la situación por la que atraviesan estas personas en Galicia.

En el marco de este programa se atienden las necesidades concretas de formación prelaboral y de habilidades para realizar actividades de la vida cotidiana que faciliten la futura inserción sociolaboral de las personas participantes, es decir, que contribuyan a mejorar su empleabilidad.

De este modo, se trabaja en la información, asesoramiento, acompañamiento, formación y orientación laboral de personas demandantes de empleo que tienen discapacidad y que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad o riesgo social. A través de estas acciones se favorece la integración sociolaboral de estas personas mediante itinerarios integrados y personalizados de inserción que inciden en las áreas de desarrollo personal y social, en el área básica y en la prelaboral.

En este proyecto, que comenzó en julio del 2018 y finaliza en junio del presente año, están participando un total de 30 personas de A Coruña, Santiago y Vigo. A todas ellas se les hizo inicialmente una valoración individual, tras la cual se diseñó un itinerario personalizado y, posteriormente, se le asignaron las acciones formativas y los recursos de apoyo necesarios. En todo momento, los participantes tuvieron un acompañamiento y seguimiento por parte de los profesionales de Saúde Mental FEAFES Galicia, así como una revisión periódica de los objetivos perseguidos. 

Formación en habilidades prelaborales

Dentro de las acciones formativas impulsadas en el marco de este programa, se realizaron talleres de habilidades sociales, igualdad e inclusión social, nuevas tecnologías para la búsqueda activa de empleo, habilidades de la vida diaria y psicoeducación. Estos contenidos fueron ampliados con sesiones de trabajo grupales e individuales adaptadas a las necesidades del grupo que permitieron, además, dar cobertura a las demandas individuales.

Tras esta formación, los participantes adquirieron un mayor conocimiento sobre sus derechos y responsabilidades, acercándose al funcionamiento formal de la sociedad. Además, mediante este proyecto se consiguió despertar intereses en diversas temáticas por parte de los participantes, al igual que se pudieron acercar a otros agentes y recursos sociales favoreciendo así su participación comunitaria.
   
A mayores del contenido formal, en las acciones formativas se creó un entorno que favoreció la interacción, permitiendo las relaciones interpersonales y aumentando el nivel de confianza y autoestima de las personas participantes. Consecuentemente, se puede decir que los participantes aumentaron sus competencias socio-profesionales, favoreciendo así su inclusión social y la inserción laboral. ?

             


Compartir contenido