06/11/2018.

Desde Italia hasta Galicia: una Erasmus en la asociación Doa



Silvia es de Cerdeña y está graduada en Técnicas de la Rehabilitación Psiquiátrica. “Por lo que entendí, mi profesión es una mezcla de lo que aquí sería un educador social y un terapeuta ocupacional”, aclara. Desde mediados de septiembre, se acerca todas las mañanas a la asociación Doa, donde está haciendo un Erasmus dentro de su Máster en Ciencias de la Rehabilitación. Ya sólo le queda un mes para completar esta experiencia, pero asegura que ha sido de lo más enriquecedora.

Nos extraña mucho ver una Erasmus en una asociación de salud mental; ¿por qué decidiste venir a una entidad de este tipo y cómo diste con Doa?

Por el tipo de estudios que tengo, yo ya buscaba un centro de salud mental. Entré en la web consaludmental.org y estuve mirando varias asociaciones. De las que me contestaron, me gustó mucho la página de Doa porque la vi muy clara y estaba muy de acuerdo con lo que contaban y el enfoque que tenía.

¿Qué es lo que haces en la asociación?

De momento estoy rotando por todos los talleres y grupos porque quiero conocer lo que hace cada trabajador, cada profesional, cada rol. Me gusta tener una idea no sólo de lo que pueden hacer las figuras que más se acercan a la mía, como la educadora o la trabajadora, sino también los monitores y los psicólogos. Por eso, me muevo mucho entre los distintos talleres y poco a poco estoy empezando a hacer cosas yo también. Esta semana, por ejemplo, hice una dinámica en la terapia.
 
Así puedes ver cómo se aborda la atención a la salud mental desde distintas perspectivas…

Sí, eso me gusta mucho porque creo que en la salud mental es muy importante conocer otras realidades. Cada país tiene su realidad a nivel de salud mental, y cada región todavía más. Haciendo mi Erasmus en un centro como Doa puedo ver esas diferencias.

Entonces, ¿ya tenías experiencia en salud mental en Italia?

Sí, en Italia trabajo en un centro de salud mental en el que hay técnicos de rehabilitación, psiquiatras, psicólogos, educadores… tiene muchas cosas que se parecen y otras que no. Por ejemplo, tenemos muchos menos chicos y son más jóvenes. Allí hacemos actividades de rehabilitación y ahora estamos intentando abrir las puertas del centro. De hecho, antes de que yo me viniera aquí, estábamos organizando unos cursos abiertos a toda la población y gestionados por los chicos del centro. Ahora empezaron un curso de pintura y arte que, por lo que me dijeron mis compañeros de Italia, está funcionando muy bien.

¿Qué diferencias notas entre los centros de salud mental que ya conocías en Italia y una asociación de Galicia como Doa?

Aquí, por ejemplo, me gusta mucho el método que tienen de registrar toda la información en un mismo sistema informático, así como el hecho de que cada día hagan reuniones de profesionales; eso lo veo muy importante. Allí hacemos reuniones semanales los lunes, pero aquí me doy cuenta de que es importante estructurar bien esas reuniones. También me gusta la actitud que tienen los profesionales de Doa, los veo muy dinámicos.

Entonces, al conocer distintas formas de trabajar, puedes aplicar aquí cosas que se hacían en Italia y viceversa, ¿no?

Si, justamente, eso es lo más interesante de esta experiencia.

¿Qué le dirías a alguien que esté en una situación semejante a la tuya y se plantee hacer un Erasmus de este tipo?

Que no se lo piense; recomendaría esta experiencia absolutamente.

Compartir contenido