07/02/2019.

El programa Incorpora facilita 861 empleos a personas en riesgo de exclusión

El programa de integración laboral de ”la Caixa”, Incorpora, facilitó 861 puestos de trabajo a personas vulnerables en Galicia a lo largo de 2018, frente a los 672 de 2017, lo cual supone un incremento del 28%. Esto ha sido posible gracias a la implicación de 426 empresas gallegas en este proyecto de responsabilidad social. 

De las 861 inserciones realizadas en 2018 a través del programa Incorpora en Galicia, 524 han sido de mujeres y 337 de hombres. Además, 248 de las inserciones han sido de personas con alguna discapacidad, y 613 de personas en riesgo o situación de exclusión.

”la Caixa” acaba de renovar el acuerdo de colaboración para desarrollar el programa Incorpora con 8 entidades sociales de Galicia dedicadas a la integración laboral de personas con especiales dificultades para encontrar trabajo. En concreto, las entidades son: Juan Soñador, Saúde Mental FEAFES Galicia, COGAMI, Igaxes, Érguete, Cruz Roja Lugo, APES y Cruz Roja Ourense. 

Incorpora ofrece a las empresas un servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento en acciones de responsabilidad social, en este caso centradas en la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad, como personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y exreclusos, entre otros.

Incorpora tiene como principal objetivo tender puentes entre las empresas y las entidades sociales que se dedican a la integración laboral con el fin de crear un clima de entendimiento y colaboración entre ambas que redunde en oportunidades para quienes más lo necesitan.

Los técnicos de inserción laboral, figuras clave 

El técnico de inserción laboral es una figura esencial en el programa Incorpora. De él depende el éxito tanto de la persona contratada como de la empresa contratante. En el caso de Galicia, se ha creado una red con 31 de estos profesionales

La inserción de cada persona en el mercado laboral constituye un proceso personalizado que incluye actuaciones simultáneas y posteriores a la contratación. Entre las tareas que realizan los técnicos de inserción laboral, se incluyen la prospección de empresas, el seguimiento del proceso de formación de la persona beneficiaria, el acompañamiento laboral de las personas insertadas, la solución de los posibles conflictos que puedan surgir en el marco de la relación laboral y el fomento de la colaboración de nuevas empresas en el programa.


Compartir contenido