22/03/2018.

FEAFES Galicia y la Fundación Barrié atienden a personas internas con problemas de salud mental



La Fundación Barrié ha presentado hoy, jueves 22 de marzo, dos nuevos convenios de colaboración con Instituciones Penitenciarias, con el objetivo de trabajar por la reinserción de personas privadas de libertad. Se trata de una iniciativa pionera como modelo de colaboración entre el ámbito público y privado en la que la Fundación Barrié coordina los dos programas participados por Instituciones Penitenciarias, Fundación Roviralta, FEAFES Galicia, Fundación y Asociación Érguete.

La presentación ha contado con la intervención de José María Arias Mosquera, presidente de la Fundación Barrié; Ángel Yuste Castillejo, secretario general de Instituciones Penitenciarias; Tomás Testor, secretario general de la Fundación Roviralta; Xosé Ramón Girón, presidente de FEAFES Galicia y Carmen Avendaño, presidenta de la Fundación y de la Asocaición Érguete. 

Los dos programas de estos convenios se desarrollan en los diferentes grados y secciones del ámbito penitenciario en Galicia y tienen enfoques diferentes dentro de un mismo objetivo, que es la reinserción. Se trata del "Programa de apoyo a módulos y actividades educativas en Centros Penitenciarios de Galicia" y el "Programa de atención integral a personas con enfermedad mental en Centros Penitenciarios de Galicia", siendo este segundo en el que participa FEAFES Galicia.

El trabajo continuado por la reinserción de personas privadas de libertad de los centros penitenciarios de Galicia y la Fundación Barrié ha permitido que hoy, casi el 70% de la población penitenciaria gallega sea beneficiaria de algunos de los dos programas. 

Atención integral a personas internas con enfermedad mental

Este proyecto lo llevan a cabo FEAFES Galicia y cuatro de sus asociaciones federadas: Alume (Lugo), Morea (Ourense), APEM (A Coruña) y Lenda (Redondela). Para ello cuentan con el apoyo de la Fundación Barrié y la Fundación Roviralta, del mismo modo que trabajan coordinadamente con los funcionarios y profesionales de los centros penitenciarios.

Su objetivo es conseguir que las personas internas con problemas de salud mental conozcan y aprendan a manejar su patología, evitando recaídas y favoreciendo a la vez la participación en los programas y recursos del centro. Se busca también la implicación y contactos con las familias. 

Para ello, se realizan actividades tales como intervenciones individuales, talleres de psicoeducación, psicoterapia, habilidades sociales, rehabilitación cognitiva, vida saludable, salidas terapéuticas, formación a funcionarios, atención a familias y concesión de ayudas a internos de apoyo. 

En este programa participan alrededor de 165 personas con enfermedad mental grave y persistente, de los cuales 35 recibieron una beca como internos de apoyo en reconocimiento a su importante trabajo en el marco de las acciones del proyecto.

Compartir contenido