23/04/2020.

Por un tratamiento informativo no estigmatizante hacia la salud mental

La Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA reclama a los medios de comunicación que ofrezcan a la población un tratamiento informativo adecuado y sin estigmas de las personas con problemas de salud mental. Ante las recientes noticias publicadas en distintos medios en las que aparecen personas con problemas de salud mental en situación de descompensación en el contexto del estado de alarma, y en las que se ha producido una intervención policial, la Confederación hace un llamamiento a los y las profesionales del periodismo para que informen de forma adecuada y veraz, evitando abordar las noticias de forma discriminatoria.

“A lo largo de los años, el colectivo de personas con problemas de salud mental y sus familias y entorno han vivido bajo la losa del estigma, cargada de falsos estereotipos, mitos y prejuicios”, explica Nel González Zapico, presidente de SALUD MENTAL ESPAÑA. González recuerda que “los medios de comunicación juegan un papel fundamental a la hora de acabar con ese estigma, porque tienen la capacidad de reforzar prejuicios y estereotipos, pero en la misma medida también pueden luchar contra ellos”. Por tanto, solicita que la información que se ofrezca sea adecuada y veraz, evitando generar miedo, rechazo y discriminación hacia estas personas, “y más en un momento tan sensible y delicado como el que estamos atravesando debido a la crisis provocada por el Covid-19“.

El presidente de la Confederación recuerda que “la creencia generalizada de que los problemas de salud mental están íntimamente relacionados con la violencia no tiene base científica alguna. No es cierto que las personas con trastornos mentales sean más agresivas ni tengan más probabilidades de cometer actos violentos que las personas sin estos problemas. De hecho, ocurre en más ocasiones que este colectivo sea víctima de agresiones, malos tratos y abusos que responsable de un acto violento”. En muchas ocasiones se confunden las causas reales de una agresión o conducta violenta relegándola a un problema psiquiátrico, cuando puede deberse a problemas socioeconómicos, consumo de drogas, violencia de género, educacionales, etc.

Guía de Estilo sobre Salud Mental para Medios de Comunicación


Para SALUD MENTAL ESPAÑA, noticias como las publicadas estos días ponen en peligro la imagen y la inclusión social y laboral de las personas afectadas, condicionando su imagen pública hacia el miedo y el rechazo. Para ayudar a los medios a elaborar informaciones adecuadas y alejadas de estigmas, la Confederación ha elaborado la Guía de Estilo sobre Salud Mental para Medios de Comunicación, donde se ofrecen pautas e información que pueden ayudar a las y los periodistas a no contribuir a la estigmatización de estas personas.

Por todo ello, la Confederación reclama:

  • Que no se vincule la violencia con los problemas de salud mental. Continuar relacionando los sucesos violentos con los trastornos mentales no sólo es falso, sino que, además, hace que se perpetúen ideas como que las personas con trastorno mental son violentas, agresivas y actúan de forma irracional. Con un tratamiento integral y un entorno social y familiar adecuado, pueden y deben vivir en la sociedad.
  • Que los profesionales de la comunicación sean sensibles a esta realidad y, o bien muestren todas las circunstancias y las posibles causas (sin relegar el problema de salud mental como único factor), o bien realicen una descripción de los hechos directamente observables (sin aventurarse a prejuzgar la causa del hecho a un trastorno mental).
  • Que los medios sean conscientes de que el tratamiento que dan a la salud mental puede evitar la discriminación y contribuir a que estas personas sean ciudadanas de pleno derecho.
“Nos ponemos a disposición de los medios de comunicación para orientarles y asesorarles cuando quieran preparar alguna información en este ámbito”, señala Nel González, quien añade que “el estigma aparece cuando vemos a la persona con un problema de salud mental como el otro o la otra. Dejemos de hacer esa diferenciación entre ellas y nosotras porque, según la OMS, 1 de cada 4 personas tiene, ha tenido o tendrá un problema de salud mental a lo largo de su vida”.
Compartir contenido