01/05/2014.

Día del Trabajo: “Tener empleo me ayuda a sentirme realizado, integrado en la sociedad”

Según el censo de la Consellería de Traballo e Benestar, en Galicia hay 41.533 personas con certificado de discapacidad por enfermedad mental. De todas ellas, menos del 5% tienen un empleo estable, y casi la mitad de ellos asegura haber sufrido algún tipo de discriminación laboral. Por este motivo, luchar por la buena inserción laboral de este colectivo es una necesidad que FEAFES Galicia quiere transmitir a toda la sociedad.

El trabajo no es solo una fuente de ingresos y de independencia económica, sino que también es un factor estabilizador e integrador que identifica a las personas como ciudadanos, como elementos activos de la sociedad. Al igual que le sucede al resto de la sociedad, las personas con trastornos mentales ven en el empleo un camino hacia la normalización, pues se trata de una fuente de identidad que ofrece sentimientos de utilidad y motivación. Además, en este caso, el trabajo tiene una función terapéutica, sustituyendo el rol de enfermo por el rol de trabajador.

La Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Galicia, FEAFES, apuesta firmemente por la integración de las personas con enfermedad mental como un elemento normalizador, defendiendo y demostrando la valía de este colectivo y sus capacidades para integrarse plenamente en la sociedad. Gracias a la bolsa de empleo de la entidad, en el 2013 se realizaron 196 contratos de trabajo a los que accedieron 142 usuarios, un 6% del total de 2.287 personas beneficiarias del servicio. 

La provincia que alcanzó las mayores cifras de inserción laboral gracias a FEAFES Galicia fue A Coruña, donde 54 personas firmaron 66 contratos laborales. En Pontevedra, fueron 46 usuarios los que firmaron un total de 65 contratos, seguida de Lugo con 35 contratos y 21 personas insertadas, y finalmente Ourense logró 30 contratos para 21 personas.

La experiencia de Luís, en primera persona 

Luís está diagnosticado con una enfermedad mental, y en el año 2011 empezó a hacer prácticas en una empresa de venta de productos de segunda mano gracias a la gestión de FEAFES Galicia. Tres años después puede presumir de ser un trabajador con contrato indefinido, algo que le hace sentirse muy ben consigo mismo. “Tener trabajo me ayuda a sentirme realizado, me siento integrado en un grupo, integrado en la sociedad, tengo independencia económica... es el paso definitivo para la integración plena.”

Cuando empezó a trabajar, Luís tuvo que adaptarse a la metodología y a los ritmos de la empresa como cualquier otro empleado. “La adaptación a un puesto de trabajo es cuestión de tiempo, pero la relación con los compañeros siempre fue estupenda y hay muy buen ambiente”. De sus cualidades como trabajador destaca “que sé tratar con la gente, tengo facilidad para vender el negocio”, y eso fue lo que hizo que la empresa lleve tres años confiando en él.

“En mi futuro me gustaría seguir trabajando, pues así me siento integrado e valorado. Tener un trabajo implica cumplir unos objetivos, desempeñar las tareas tal y como quiere la empresa, y se lo logras sientes que estás siendo útil para la sociedad”.

dia trabajo (2).jpg

Compartir contenido