08/09/2014.

Llega el II Campeonato de Pingpong de FEAFES Galicia y Doa

La Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Galicia, FEAFES, junto a la asociación de salud mental Doa, celebran este viernes 12 de septiembre el II Campeonato de Pingpong dirigido a este colectivo.  Se trata de un encuentro lúdico y deportivo en el que participarán siete asociaciones procedentes de toda la comunidad autónoma. 

El torneo tendrá lugar en el Pabellón de Romarigo, en Cangas do Morrazo, de 10:30 a 14:00 (previo entrenamiento que comenzará a las 10:00). En él se desarrollarán una serie de partidos individuales en los que se enfrentarán un total de 50 participantes. Tras la celebración del campeonato, a las 14:00, tendrá lugar la entrega de premios de la mano de Alberto Fernández Piñeiro, doble campeón gallego de personas con discapacidad intelectual y tercer clasificado de España. Posteriormente, a las 15:00, los asistentes celebrarán una comida de convivencia na Praia de Liméns, a no ser que el tiempo no lo permita. 

Las entidades organizadoras estiman que a este evento acudirán alrededor de 100 personas entre participantes y acompañantes, todos ellos pertenecientes a siete asociaciones federadas en FEAFES Galicia: Andaina (Oroso, Dodro), Apem (Cee, Vimianzo), Avelaíña (A Guarda, Gondomar), Doa (Vigo, Cangas), Lar (Vilagarcía de Arousa), Morea (O Barco de Valdeorras) y Portanova (Narón).

El Campeonato de Pingpong de FEAFES Galicia y la asociación Doa tiene como objetivo promover el deporte en igualdad, impulsar la actividad física entre las personas con enfermedad mental y luchar contra el estigma social que sufre este colectivo. A través de este torneo, FEAFES Galicia muestra a la sociedad la imagen más positiva de las personas con enfermedad mental, luchando de modo activo contra los estereotipos negativos y los falsos prejuicios que se asocian a estos individuos.

Las actividades de ocio y deporte que organizan FEAFES Galicia y sus asociaciones miembro ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental y de sus familias, pues sus participantes rompen con la rutina diaria, realizan actividad física desde una perspectiva lúdica, se enriquecen culturalmente, socializan y se integran en la sociedad. A su vez, permiten un respiro a los familiares en su tarea de cuidadores.

campionato pingpong.jpg

Compartir contenido