14/07/2021.

“Tener una relación sana con una misma y con los demás es crucial”

Susana, usuaria de Saúde Mental FEAFES Galicia, participó el año pasado en el Programa de Atención Integral a Mujeres con Enfermedad Mental en Situación de Vulnerabilidad, donde conoció a otras mujeres que se encontraban en una situación semejante a la suya y aprendió a convivir con su problema de salud mental. Este año, visitó a las participantes de la nueva edición del programa para contarles su experiencia y los conocimientos adquiridos:

“A través del programa aprendí muchas cosas con la psicóloga, que nos explicó desde los síntomas de nuestras enfermedades hasta cómo desarrollarnos mejor con ellos en nuestro día a día. Nos integramos muy bien entre las mujeres del grupo y compartimos muchas vivencias; fue muy enriquecedor”, asegura Susana. 

Los talleres de autoestima y autocuidado del Programa de Atención Integral a Mujeres, financiado por la Secretaría Xeral de Igualdade, tienen como objetivo que las participantes ahonden en el concepto que tienen de sí mismas. De este modo, se indagan los condicionantes que influyen en su autoestima y se les ofrecen estrategias para mejorarla, siempre desde un clima de aceptación, confianza, seguridad y refuerzo.

Esta mujer residente en Vigo pensaba que el suyo era un caso aislado porque no conocía a nadie en la misma situación de salud. “Al compartir y conocer nuevos casos, me di cuenta de que no era a única a la que le pasaban estas cosas, pues antes tenía muy poca información. Ahora me siento más integrada y normalicé todo mucho más”. Por eso, opina que la psicoeducación es muy importante ya que permite entender las casuísticas de cada quién y tomar control sobre la propia condición de salud. 

En su visita a las nuevas compañeras del Programa de Atención Integral a Mujeres, Susana contó cómo vivió el impacto de la pandemia y cómo afectó al desarrollo del programa: “Fue agridulce. Las reuniones estaban bien, aprendimos a usar herramientas telemáticas y a interactuar a través de nuevos canales, pero eché en falta el contacto. Aunque se consiguió un trato muy humano, se percibió de otro modo” comenta.

Además, Susana vivió, como tanta otra gente, mucho nerviosismo y preocupación durante el confinamiento: “Al principio tuve una difícil gestión de las emociones, ya que tenía a mi familia lejos y estaba muy preocupada por ella. Estar en el programa de Atención Integral a Mujeres me permitió mantener el contacto con las compañeras, tener una ocupación durante el confinamiento y, al mismo tiempo, desconectar de la situación”, asegura. Además, la psicóloga de Saúde Mental FEAFES Galicia le facilitó pautas para sobrellevar el nerviosismo y le propuso actividades semanales que la mantuvieron ocupada.

Respeto a su situación actual, Susana asegura que se encuentra “más optimista, enérgica, cómoda conmigo misma y con mi situación de salud”. Reconoce que uno de sus principales aprendizajes fue darle valor al autocuidado: “hay que mimarse, respetarse y reservar momentos para estar con una misma. Y cuidarse también en el sentido de permitirse ser como una es”, sugiere.

En el ámbito formativo, Susana está realizando un certificado de profesionalidad con el que está aprendiendo a vencer poco a poco sus miedos: “Estoy muy animada con poder asistir a las clases con regularidad y me siento más realizada haciendo algo práctico que me sirve para mejorar mi perfil profesional”, comenta.

En la reunión con las nuevas compañeras del Programa de Atención Integral a Mujeres, no dejó pasar la oportunidad de insistir en una idea clave: “Tener una relación sana contigo misma y con los demás es crucial”. Susana opina que es fundamental incidir en las relaciones y en el buen trato, pues al tener un problema de salud mental es fácil quererse menos, dejarse cuidar por los demás o, por el contrario, considerar que una puede con todo. “Es fundamental ser una misma, aunque puede haber momentos en los que no seas tú misma del todo, pero eso también forma parte de ti”, concluye.


Compartir contenido