10/10/2018.

Día Mundial de la Salud Mental: por una educación inclusiva

Hoy, 10 de octubre de 2018, se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, celebración que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y la participación de numerosas personas y entidades de Galicia y de todo el mundo. Este año, la conmemoración gira en torno a la juventud y la salud mental, considerando que se trata de un asunto de gran relevancia de cara a la prevención, al pronto abordaje de los problemas de salud mental y a la sensibilización acerca de esta realidad.

Bajo el lema “Educación inclusiva, salud mental positiva”, queremos reivindicar una educación que apueste por los valores, que trabaje la diversidad y la inclusión y que tenga en cuenta los retos de una sociedad que cambia a gran velocidad, para conseguir así una salud mental más positiva en las generaciones futuras.

Los datos revelan que entre el 10 y el 20% de los niños, niñas y adolescentes tienen problemas de salud mental. La mitad de las enfermedades mentales presentan síntomas antes de los 14 años, y tres cuartos de ellas comienzan antes de los 24. En este contexto, el sector educativo juega un papel fundamental, enfrentándose al reto de crear un ambiente escolar donde los jóvenes se sientan cómodos, respetados e integrados.

Para prevenir los trastornos mentales a edades tempranas, es importante involucrar a las familias y a las instituciones educativas en la etapa de prevención, puesto que la escuela es uno de los lugares donde los adolescentes pasan gran parte de su tiempo relacionándose con sus iguales. Una educación inclusiva potencia las habilidades de cada niño y niña, facilita la participación de todo el alumnado, lucha contra la exclusión y permite a todos los jóvenes acceder a un aprendizaje de calidad. 
 
Por tanto, aprovechamos la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental para reivindicar la urgente necesidad de que la salud mental de los jóvenes esté en la agenda política, con el fin de revertir la advertencia de la OMS que indica que los trastornos mentales serán la primera causa de discapacidad en 2030.

Es necesario desarrollar técnicas de detección temprana e intervención precoz para prevenir los problemas de salud mental, para lo cual es preciso la inversión de recursos humanos y financieros. Además, una prevención efectiva requiere vínculos intersectoriales, integrando en un enfoque de política pública a los diferentes sectores implicados. Los trastornos mentales tienen múltiples determinantes, por lo que la prevención precisa ser un esfuerzo de muchas ramificaciones.

Desde aquí, queremos invitar a la ciudadanía a participar en las actividades con las que conmemoraremos el Día Mundial de la Salud Mental en las diversas localidades gallegas a través de la campaña “Mocidade Saudable”, con el ánimo de tomar conciencia acerca de la necesidad de cuidar la salud mental de los chicos y chicas, apostar por la prevención y luchar por una educación inclusiva que permita a todos los jóvenes crecer saludablemente.?


Compartir contenido