07/05/2019.

Nos acercamos al empleo a través de las prácticas en empresas

El Programa Integrado de Empleo EM-PRÉGATE V, financiado por la Consellería de Economía, Empleo e Industria, tiene como objetivo mejorar la empleabilidad de las 100 personas que participan en toda la comunidad autónoma.

En estos momentos, la formación teórica orientada a mejorar la capacitación profesional de los demandantes ya está casi finalizada, por lo que ahora queda conocer un poco más de cerca el funcionamiento de las empresas y del mercado laboral.

Para eso, los participantes de Programa Integrado de Empleo EM-PRÉGATE V están realizando visitas a empresas para conocerlas desde dentro. Igualmente, en las distintas ciudades en las que se lleva a cabo el programa se están exponiendo “casos de éxito”: encuentros donde alguna persona que participó en anteriores ediciones del programa comparte su experiencia trasladando así la motivación y energía necesarias para continuar con el proceso de búsqueda de empleo. 

No obstante, en esta fase del programa nos centramos especialmente en la prospección e intermediación laboral que facilite el acceso al empleo de las personas participantes. En este sentido, para mejorar el currículum y las competencias sociolaborales de las personas participantes, contamos con la realización de prácticas no laborales en empresas tanto ordinarias como protegidas. 

Las prácticas no laborales permiten contrastar la teoría del aula con la práctica real de la empresa, aumentar la capacitación de las personas participantes proporcionándoles técnicas y habilidades, aumentar su currículum vitae, evaluar actitudes, destrezas y conocimientos en el lugar de trabajo y aumentar las posibilidades de inserción laboral. 

Estas prácticas también permiten a los demandantes de empleo definir sus intereses vocacionales, aumentar la motivación real para trabajar, cambiar ideas erróneas sobre las necesidades del mercado laboral, evaluar los conocimientos en sectores muy especializados, formarse dentro de una empresa específica y, sobre todo, cambiar la imagen que tiene el empresariado sobre los problemas de salud mental. 

Por lo tanto, la realización de prácticas no laborales es de gran utilidad tanto para la persona con problemas de salud mental como para el empresariado. Al primero, le permite darse cuenta de que es capaz de realizar el trabajo; y al segundo, le permite conocer a un potencial trabajador y darse cuenta de que sus competencias y rendimiento son similares a los de una persona sin problemas de salud mental. Con esto, se reduce de forma considerable el perjuicio hacia este colectivo. 

En esta ocasión, en el marco del Programa Integrado de Empleo EM-PRÉGATE V, 8 personas realizaron prácticas no laborales en cuatro empresas de Lugo y en cuatro de Pontevedra, desempeñando puestos de limpieza, recepción o jardinería, entre otros. Empresas socialmente responsables cómo Clece, Urbaser, Lacera, Saudalia, Tupana Obrador y Clarosol fueron las que facilitaron el acceso al mundo empresarial a estas personas, dándoles la oportunidad de mejorar sus competencias laborales y su currículum.


Compartir contenido